Bar / Pub

Simone, Crea Tendencia en el Quai de Bordeaux

Por  | 

Cuando llega el buen tiempo y disfrutamos del verano es cuando compartimos un momento en la terraza con familiares o/y amigos.

En este caso la terraza de Simone es un lugar de encuentro en el  3 Quai Louis XVIII, cerca de la plaza de Quinconces, frente a la Garonne.

Un entrepiso, con toda la onda, su decoración, ambiente y musica definen a dia de hoy un lugar de tendencia para los bordeleses y bordelesas. 

Está claro que Simone cuenta con un antes y un después de la decoración de los restaurantes y bares de la ciudad, su creador y propietario Matthieu, a elegido cada detalle y a investigado para crear en un mismo lugar varios espacios diferentes, cuidados al máximo.

©Simone

Su cocina y su carta de cócteles, son aptas para todos los bolsillos y por si eso fuera poco, también te proponen un happy hours, de 16h a 19h, también recordar que su barra está compuesta por todo tipo de bebidas licorosas y con grandes líneas en los añejos.

Hay que decir que el nieto de la verdadera Simone, quien a celebrado este año sus 101 años, no escatimó en la decoración y tampoco en la calidad de sus productos por eso Matthieu a llamado Simone en honor a su abuela.

Bebidas entre tradición y modernidad.

Los cócteles aquí se realizan con destreza y llevan el nombre de mujeres de antaño: Eugenie, Colette, Suzanne y, por supuesto, Simone. Encontramos en sus encantadoras damas una ingeniosa mezcla de sabores olvidados, como ciruela amargada, cointreau, mermelada de albaricoque, licor de pera, calvados, romero, crema de cassis o Suze. Para los más modernos, la casa sirve, por supuesto, los clásicos Mojitos, Americano, Spritz y la deliciosa Caipirinha.

©Simone

Y de 16h a 19h, es el momento adecuado, ya que las bebidas están a precios de ganga. El Spritz va a 6 €, la Pinta Simone a 5 € y los zumos cuestan 3,5 €. Un favor para nuestras carteras.

A remarcar que este lugar donde puedes degustar unos buenos cócteles, también te propone una carta variada, con productos de la región y de temporada, donde las navajas al ajo y perejil y sus chipirones, son las raciones en tendencia.

Aquí el aperitivo es una fiesta copiosa y elegante. Sirve platos reales para compartir (o no) y esta toda la noche. Porque, algo raro, incluso a las 23:30, todavía puedes comer de manera diferente que con un kebab. Y por una buena razón, los productos son frescos y cuidadosamente seleccionados por los productores locales. Los champiñones, el diente de león, el cordero salvaje, la trufa negra y la col rizada están en el programa.

©Simone

La cocina ofrece unos quince platos y acompañamientos que evolucionan cada día. Mejillones de bouchot a la plancha, papas con romero, filete de ternera , dúo de jamón, zanahorias con miel cocidas, plato de quesos, ceviche de dorada pero también ostras. En el mapa y en la atmósfera, el establecimiento tiene el espíritu de antaño, la ligereza de la época de los años veinte que impulsa a compartir y disfrutar cada momento.

Una vez calentado, en la terraza o acurrucado bajo los tapices del agradable entresuelo, el piso de este nuevo cuartel general cobra vida y vibra bajo tus pasos guiado por un electro swing, lounge, jazz tan ecléctico.

Sin duda es toda una experiencia esta simpática Simone!

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario Iniciar sesión